APROVECHA LOS DESCUENTOS DEL BLACKFRIDAY! VER DESCUENTOS

    portada Teatro Completo
    Formato
    Libro físico
    Editorial
    Categoría
    Literatura
    Colección
    Bibliotheca avrea
    Año
    2012
    Idioma
    Español
    N° páginas
    1808
    Encuadernación
    Tapa blanda
    Isbn
    8437630436
    Isbn13
    9788437630434
    N° edición
    1

    Teatro Completo

    Bertolt Brecht · Catedra

    4,67 estrellas - de un total de 5 estrellas 3 opiniones
    Libro Nuevo

    $ 37.730

    $ 50.300

    Ahorras: $ 12.570

    25% descuento
    • Estado: Nuevo
    • Quedan 4 unidades
    Se enviará desde nuestra bodega entre el viernes 04 de diciembre y el lunes 14 de diciembre.
    Lo recibirás en cualquier lugar de Chile entre 1 y 3 días hábiles luego del envío.

    Reseña del libro

    Cuarenta años después de que Barthes vaticinara que la obra de Brecht sería cada vez más importante, cabe preguntarse si tal profecía se ha cumplido sin matices. La aparición de un copioso volumen con su teatro completo quizá sea buen momento para averiguarlo. Repasando sus treinta y tantas obras, advertimos algunas constantes de su teatro. Por ejemplo, el clásico primum vivere, deinde philosophari, que él tradujo en la ópera… como primero ... Ver más Ocultar Cuarenta años después de que Barthes vaticinara que la obra de Brecht sería cada vez más importante, cabe preguntarse si tal profecía se ha cumplido sin matices. La aparición de un copioso volumen con su teatro completo quizá sea buen momento para averiguarlo. Repasando sus treinta y tantas obras, advertimos algunas constantes de su teatro. Por ejemplo, el clásico primum vivere, deinde philosophari, que él tradujo en la ópera… como primero comer, después moralizar, ya figuraba en la biblia, una pieza breve escrita a los quince años, que aparece aquí por vez primera en español. Y han pervivido sin tambalearse secuencias y personajes inolvidables: esa eficacia teatral para transmitir el terror y la miseria en algunas escenas de terror y miseria…; el grito desgarrador de Shen te que ya torturaba a Job: ¿por qué la maldad tiene su premio y por qué aguardan a los buenos tan duras penas?; o Azdak, el cínico juez del círculo, que acaso podría ser un alter ego de Brecht. En cambio ha envejecido mal el didactismo. Incluso cabría preguntarse qué ha quedado del famoso distanciamiento. En Dafne y ensueños escribía Torrente Ballester: no se me oculta que, a pesar de Bertolt Brecht, los lectores siguen haciendo suya la vida de los personajes y sintiendo lo que ellos sienten, por mucho que se les advierta que son solo ficciones…; figuras imaginarias de talante humano a las que el lector gusta acercarse como a personas reales, alegrarse o padecer con ellas y hacer juicios de valor, etc. También con las de Brecht. Sin embargo, Brecht sigue siendo Brecht. A la solidez de los bastidores, que con frecuencia le preparaban sus colaboradoras, añadía esa indiscutible marca Brecht, que consistía esencialmente en la habilidad para la respuesta irónica o desvergonzada, la narración épica, los poemas y canciones intercalados… la poesía Cuarenta años después de que Barthes vaticinara que la obra de Brecht sería cada vez más importante, cabe preguntarse si tal profecía se ha cumplido sin matices. La aparición de un copioso volumen con su teatro completo quizá sea buen momento para averiguarlo. Repasando sus treinta y tantas obras, advertimos algunas constantes de su teatro. Por ejemplo, el clásico primum vivere, deinde philosophari, que él tradujo en la ópera… como primero comer, después moralizar, ya figuraba en la biblia, una pieza breve escrita a los quince años, que aparece aquí por vez primera en español. Y han pervivido sin tambalearse secuencias y personajes inolvidables: esa eficacia teatral para transmitir el terror y la miseria en algunas escenas de terror y miseria…; el grito desgarrador de Shen te que ya torturaba a Job: ¿por qué la maldad tiene su premio y por qué aguardan a los buenos tan duras penas?; o Azdak, el cínico juez del círculo, que acaso podría ser un alter ego de Brecht. En cambio ha envejecido mal el didactismo. Incluso cabría preguntarse qué ha quedado del famoso distanciamiento. En Dafne y ensueños escribía Torrente Ballester: no se me oculta que, a pesar de Bertolt Brecht, los lectores siguen haciendo suya la vida de los personajes y sintiendo lo que ellos sienten, por mucho que se les advierta que son solo ficciones…; figuras imaginarias de talante humano a las que el lector gusta acercarse como a personas reales, alegrarse o padecer con ellas y hacer juicios de valor, etc. También con las de Brecht. Sin embargo, Brecht sigue siendo Brecht. A la solidez de los bastidores, que con frecuencia le preparaban sus colaboradoras, añadía esa indiscutible marca Brecht, que consistía esencialmente en la habilidad para la respuesta irónica o desvergonzada, la narración épica, los poemas y canciones intercalados… la poesía

    Opiniones del libro

    José SecallMartes 03 de Marzo, 2020

    "Buen empaste, suavidad del papel, y apropiado tamaño de la letra."

    00
    Domingo 08 de Diciembre, 2019

    "Un clásico de todo teatrista. Edición cuidada."

    00
    Rodrigo CampsMiércoles 06 de Septiembre, 2017

    "Espectacular. Maravilloso servició. Muchas gracias"

    00

    ¿Leíste este libro? Inicia sesión para poder agregar tu propia evaluación.

    Ver más opiniones de clientes
    • 67% (2)
    • 33% (1)
    • 0% (0)
    • 0% (0)
    • 0% (0)

    Preguntas y respuestas sobre el libro

    ¿Tienes una pregunta sobre este libro? Inicia sesión para poder agregar tu propia pregunta.

    Opiniones sobre Buscalibre

    Ver más opiniones de clientes